Hacer una comunidad más segura

Algunas comunidades luchan constantemente por aumentar su nivel de seguridad, para mejorar su calidad de vida y mantener a los delincuentes a raya.

Para estas comunidades es importante la intervención de cerrajeros en Mataró que porten soluciones efectivas para hacer resistentes sus puntos de accesos a taques de vándalos que desean perturbar la paz de los que residen.

Estas comunidad no dejan de buscar alternativas con organismos policiales, empresas de vigilancias o tomando como ejemplos otras comunidades que mantienen un nivel de seguridad respetable. Es lo que se conoce como comunidades organizadas.

Pero para aquellas que aún no lo están, siempre hay tiempo para comenzar a tomar las medidas necesarias para hacerse más seguras, para todo el que allí vive, comenzando por la evaluación independiente de cerrajería adecuada para sus viviendas.

Saber cuántos y quiénes somos

Unos de los primeros pasos es saber cuántas personas conforman la comunidad, en base a adultos, niños y ancianos, identificar las familias, con nombres y apellidos, edades y a que se dedican. La realización de censos facilita cualquier proceso de control en las comunidades.

Esta información ayuda no solo a saber quién sale y quien entra, sino para establecer el porcentaje de la inversión en sistemas de control de acceso o establecimiento de elementos de cerrajería adecuadas.

Se podrían hacer jornadas de sustitución de cerraduras o de evaluación de los riesgos de robos en las viviendas para que un delincuente tenga que pensarlo dos veces si decide entrara a los límites de esta comunidad. Los cerrajeros tienen información valiosa para que esta organización primaria se lleve a cabo con éxito.

Pero hay que tener muy claro, quienes cuantos viven, quien viven y la extensión territorial que la componen para evaluar el nivel del proyecto.

Reforzar las fronteras de la comunidad

Otros de los pasos que los integrantes de una comunidad pueden realizar para lograr una mayor seguridad, es delimitar sus límites territoriales, con la ayuda de los organismos respectivos.

Una vez que se maneje esta información es más fácil aplicar medidas sobre su seguridad. Como proyectos de iluminación de las zonas adyacentes, que evitan que vándalos se beneficien para cometer sus fechorías, como atracos o arrebatones, o que les sirva para colarse al interior de la comunidad para espiar las diferentes viviendas sin ser percibidos durante la noche.

Tener los linderos bien definidos ayuda a implementar el cercado de la comunidad, o instalación de portones o casillas de vigilancias, lo que facilitaría el uso de soluciones de cerrajería más novedosas del mercado.

Mantener la comunicación y el trabajo en equipo

Todas estas acciones son posibles en comunidades que establecen un interés común, para aumentar su calidad de vida, sin importar las diferencias entre vecinos sino en que todos puedan convivir adecuadamente.

Hay ocasiones en donde es muy difícil lograr tales avances pero hay otras comunidades que dan ejemplos admirables de sus avances de convivencias.

Es muy importante mantener las relaciones por medio de:

  • Números de contactos de vecinos

  • Grupos de chat en redes sociales

  • Reuniones frecuentes

Para que se mantengan al día las incidencias de lo que sucede dentro de la comunidad, para solventar con rapidez los problemas acaecidos.